| [ITA] | [ENG] | [POR] | [SLO] Clonación terapéutica

DemoKino
DemoKino – Ágora virtual de biopolítica


Clonación terapéutica
 
movie [wmv]
[pdf]

No deja de preocuparme lo de la clonación. Radiohead ha dedicado un disco entero a la clonación. Muy bueno. Es un asunto candente.

Por lo que veo, la cuestión de la clonación humana es la más sensacional, pero no es la más actual, ni tampoco la más inquietante desde el punto de vista ético. Tal vez nunca se llegue a clonar a un ser humano, pero ya hay estudios concretos en el área de la clonación terapéutica. La clonación terapéutica trata esas cosas extranas, llamadas “células madre.”

Aquí guardo un artículo en el que se explica bien lo que son las células madre. Parece que el problema es el siguiente: la perspectiva más importante de la investigación científica es crear embriones clonando la célula somática del paciente, de los que se extraen células madre que pueden ser útiles para curar la enfermedad de este paciente.

Como en la novela que he leído, Spares, de Marshall Smith, ciencia ficción bastante oscura, en la que los ricos se hacen clonar, y luego guardan los clones encerrados en jaulas, como bestias, y los usan cuando tienen que cambiar de hígado, rinón u otro órgano que se les ha estropeado. En fin, clones como almacenes de órganos de recambio. Espantoso, ?verdad?

Es sólo ficción, naturalmente; y espero que nunca lleguemos a una situación similar, pero el caso de las células madre es parecido. Nunca se llega a desarrollar un ser humano, ni siquiera un feto, porque se interviene ya en el embrión en un estado muy precoz. Pero también éstas células funcionan como una especie de “células de recambio”.

Es así: “las células madre son células que por una parte tienen la capacidad de reproducirse lárgamente sin diferenciarse, es decir sin convertirse en células especializadas, nerviosas, musculares, hemáticas, y, por otra parte, se convierten en células diferenciadas, nerviosas, musculares, etc., bajo ciertas condiciones.”

Y son éstas las células que pueden usarse en el tratamiento de ciertas enfermedades que se producen por malformaciones genéticas. Por haber sido producidas de modo artifical, su código genético puede ser reprogramado, y al insertarlas en el organismo pueden sustituir las células enfermas.

Por ejemplo aquí pone que una enfermedad que podría curarse así es la Esclerosis Lateral Amiotrófica, que afecta sólo a las neuronas que dirigen el movimiento, y produce la muerte en unos 3 o 5 anos desde que se manifiesta. Hay más de 350.000 personas en el mundo que sufren esta enfermedad, y cada ano mueren aproximadamente 100.000. Parece que también la diabetes, el Parkinson, o el Alzheimer podrían curarse de esta manera.

Entonces: existen células madre adultas que conocemos desde hace unos treinta anos que se hallan en la médula, en el cerebro, y en la sangre del cordón umbilical, y las células madre embrionales que descubireron hace poco y se hallan en los embriones. Los experimentos realizados con estas últimas son más recientes, y todavía no se sabe bien cómo funcionan, pero varios científicos están convencidos de que podrían resultar muy útiles.

Y aquí aparece el problema:

para producir estas células hace falta crear un embrión humano con una de las técnicas de clonación actuales, o utilizar uno de los embriones sobrantes, creados en el proceso de una fecundación artificial; después hace falta desarrollar el embrión al estado de blastoquiste, es decir entre 14 y 18 días de vida, y luego extraer de su masa celular interior las células madre, con lo cual, naturalmente, se destruye el embrión.

Los que sostienen que el embrión es considerado ser humano ya desde el momento en el que el espermatozoide fecunda el óvulo, o cuando el núlceo de otra célula sustituye el núcleo del óvulo, se oponen a cualquier investigación de las células madre embrionales, y por tanto a todos los tipos de clonación terapéutica. Según estas personas no hay diferencia entre la clonación terapéutica y la reproductora, pues en ambos casos se trata de seres vivos; es más, la clonación terapéutica es incluso más cruel, porque conlleva la destrucción del embrión.

Otros, sin embargo, afirman que el embrión, hasta los 18 días de vida, no es en ningún aspecto un ser humano, porque ni siquiera se ha desarrollado el sistema nervioso. Estas personas creen que no es cuestionable la investigación de las células madre embrionales porque en el futuro pueden ayudar a curar enfermedades graves y son de interés general para la humanidad. Y un país que impide estas investigaciones se condena a quedarse atrás a nivel científico y humano.

Se trata de dos conceptos diferentes de la vida, de la sociedad y de la libertad. A la pregunta de si es justo o no permitir la clonación terapéutica y la investigación de las células madre embrionales cada uno responderá, como siempre, según sus convicciones morales y sociales.

Clonación terapéutica, ?sí o no?


Antonio Caronia.
DemoKino – Ágora virtual de biopolítica - Clonación terapéutica.

 
 
DemoKino - Bills >>>_
  <back | aksioma