| [ITA] | [ENG] | [POR] | [SLO] Matrimonios entre personas
del mismo sexo

DemoKino
DemoKino – Ágora virtual de biopolítica


Matrimonios entre personas
del mismo sexo
 
movie [wmv]
[pdf]

Veamos el correo de hoy.

Ana me manda felicidades... Publicidad... Estoy harto de todo este spamming. Tengo que instalar uno de esos programas que filtran el correo... Ah, John de Holanda. Desde que se mudó allí por trabajo, me escribe más... !Bueno! Ha legalizado su unión con Andrew. Estoy contento por él. Ahora son como marido y mujer.

Somos amigos de hace mucho, pero sigue pareciéndome una broma.

Bueno, en Holanda él y Andrew han podido legalizar su relación de pareja, pero creo que es el único país del mundo donde los homosexuales pueden hacer algo así. Cuando John vivía aquí, me hablaba siempre del derecho de los homosexuales a casarse. Ahora están contentos, y yo me alegro, claro, pues John es mi amigo, pero aún me quedan dudas.

Sea como sea, es un tema que provoca polémicas muy candentes.

Se trata de una cuestión moral; entran en juego convicciones religiosas. De hecho, el que sostiene que el matrimonio es un asunto esencialmente religioso y que los gobiernos no deberían intervenir, suele ser contrario al matrimonio de homosexuales porque lo considera un hecho sagrado.

Es una cuestión discutible, el matrimonio también tiene aspectos civiles y sociales que no dependen de la convicción religiosa: y los gobiernos hacen las leyes según estos aspectos y no según la religión. Si no, las autoridades tampoco podrían adoptar una ley que castigue el asesinato porque ya lo prohibe uno de los Diez Mandamientos de Dios.

Entonces, es mejor dejar de lado los aspectos religiosos, aunque haya homosexuales que quieren obtener el reconocimeinto de su propia condición también por parte de la Iglesia.

Pero el aspecto religioso no puede ser tema de discusión. Los homosexuales exigen la posibilidad de matrimonio entre personas del mismo sexo como derecho civil. Y también por asuntos legales de matrimonio: tributos, pensiones y asistencia médica...
Si tu relación es reconocida como matrimonio las cosas marchan de una manera, si vives con una persona del mismo sexo y no estás casado oficialmente las cosas son diferentes.

Cuando tenía esas discusiones con John, encontré en Internet testimonios de homosexuales que tenían problemas por no estar casados.

Aquí está el caso de David Wilson, que vive con su pareja Robert Compton, quien tiene problemas de salud, y a veces necesita tratamiento urgente. Ahora Wilson teme que se repita la escena de su relación anterior, cuando su pareja, con la que vivió durante 13 anos, sufrió un ataque cardíaco, fue hospitalizado y murió, sin que a Wilson le permitiesen estar con él en el hospital, porque lo consideraban un extrano, pues no eran parientes, ni matrimonio.

O aquella pareja lesbiana, Gloria Bailey y Linda Davies, que llevan juntas más de 30 anos y están a punto de jubilarse: en caso de que muera una de ellas, la otra pagaría impuestos más altos por su casa y un importe más alto a su analista que si estuvieran casadas.

Por no mencionar las dificultades que tienen todas las parejas de gays o lesbianas a la hora de adoptar a un nino o de que se les reconozca el papel de padres después de adoptarlo.

John trataba de convencerme de que los homosexuales que exigen el derecho a formar una familia demuestran un gran sentido de responsabilidad social, y que la sociedad debería agradecer a los homosexuales que quieren casarse, puesto que canalizando su propia energía sexual hacia una institución, aportan a la estabilidad, al crecimiento social y a la protección de los más débiles, y bajan el nivel de egoísmo y de desorden social.

En fin: el matrimonio entre homosexuales no sólo es un derecho sino también una acción de la que saldría ganando la sociedad en general.

Bueno, los contrarios se oponen precisamente a ésto último: para ellos, el matrimonio entre homosexuales disgrega a la sociedad porque tienen otra idea del matrimonio.

El matrimonio no es sólo una regularización de la unión entre un hombre y una mujer, sino una institución social cuyo objetivo principal, dicen, es estimular la reproducción de la especie.

El matrimonio se considera una unión entre dos personas de sexos diferentes, mientras que no puede serlo la unión de dos del mismo sexo: porque la primera tiene un potencial reproductivo, y la segunda no.
Estas personas consideran perniciosa la separación entre el sexo y la procreación, cada vez más extensa en el mundo contemporáneo.

La reproducción es la única de las acciones humanas en la que la presencia de ambos sexos es esencial.

Deberíamos estimular la sexualidad entre un hombre y una mujer porque su capacidad reproductiva le otorga una función única e insustituible.

Si prevaleciese la idea de que el matrimonio es la legalización de la unión de dos personas, basada en la satisfacción de los sentidos, la sociedad ya no sería capaz de distinguir entre las actividades sexuales útiles y peligrosas para la sociedad.
Precisamente a esto se oponen los partidarios del matrimonio entre homosexuales: a que la sociedad pueda determinar que hay sexualidades malas y peligrosas de por sí.

Bueno, John e Andrew están más tranquilos, pero yo sigo con mis dudas: ?es justo, es socialmente útil permitir que una pareja gay o lesbiana se case?


Antonio Caronia.
DemoKino – Ágora virtual de biopolítica - Matrimonios entre personas del mismo sexo.

 
 
DemoKino - Bills >>>_
  <back | aksioma