| [ITA] | [ENG] | [POR] | [SLO] Copyleft

DemoKino
DemoKino – Ágora virtual de biopolítica


Copyleft
 
movie [wmv]
[pdf]

Ya, otra vez. Otra denuncia de las casas discográficas contra la piratería musical. Piratería, o sea que... Yo también soy un pirata, entonces. He bajado muchísima música de Napster, cuando aún existía. Ahora la descargo de Vitaminic, o de otros sitios. Las casas discográficas dicen que esta forma de difundir la música les perjudica, porque baja la venta de los CD. Además es ilegal, porque las casas firmaron contratos con los autores y les pagan por su trabajo, de manera que comprando el CD, en el fondo apoyamos al autor, no a la casa. Bah… no lo sé.

Vamos a ver. Una casa discográfica no editaría un disco, un libro o una revista, si no sacara ningún beneficio de ello. Bueno, por supuesto creo que el autor debe ganar para vivir de su trabajo, aquí no hay duda.

El problema es: ?es vender el CD la única manera de apoyar al autor? Mientras las cosas sean como son, probablemente sí. Hasta cierto punto es justo reconocer la propriedad intelectual. Por ejemplo, si yo fuera músico tendría derecho a vivir de la música que escribo, todos los que transmiten mi música en público y ganan con ello, me deben algo. O sea, como autor tengo derecho a disfrutar de los productos de mi mente y cobrar. Luego, por razones prácticas, cedo este derecho a una casa discográfica que publica mis obras y se ocupa de que se vendan en el mercado, lo cual no podría hacerlo yo solo, y la casa me da a cambio un importe fijo o un cierto porcentaje de la venta.

Éste es el principio básico del copyright, y si las cosas son así me parece que no hay nada que discutir... Hay leyes que regulan los derechos de autor y me protejen como titular de los derechos de la obra.

Pero Napster o Vitaminic de hecho no violan estas normas. No se trata de que alguien se apropie de la música que no es suya, que la venda y gane con ello y no le dé un solo duro al autor. Es lo que tal vez sucede con las cintas de vídeo piratas. Pero aquí se trata de una comunidad de personas intercambiándose lo que ya tienen...

Por cierto, miraré si hay algo nuevo... Mira, uno nuevo de Saint Germain que aún no tengo, me lo bajo. Pero no de la página de la casa discográfica. Lo bajaré del disco duro de alquien que esté conectado y que lo tiene. De alquien que ni siquiera conozco. Y mientras lo bajo, alguien se aprovechará de mi conexión y bajará de mi disco duro otra pieza que le guste.

Es como prestarle un disco o un libro a un amigo, y él te presta el suyo. Sólo que en este caso los amigos no se conocen.

No estoy seguro de que por el intercambio en Internet se vendan menos discos. He leído datos contradictorios. Yo nunca he dejado de comprar CD desde que bajo música de Internet. Al contrario. Y aunque fuera así... Tal vez la culpa no sea sólo de Internet. El asunto es que las casas discográficas son codiciosas y los CD cuestan más de lo que deberían o de lo que podrían costar.

Y mucha gente, sobre todo jóvenes, no se los puede permitir. Internet no ha hecho más que ofrecer la posibilidad de escuchar música. También a los que no se pueden permitir el lujo de comprar un CD. Quién sabe, si bajaran los precios... a lo mejor así...

Pero qué diablos pasa ahora con esto... Se me ha bloqueado. Ahora tengo que cerrarlo y encenderlo otra vez. Y volver a iniciar el download.

!Al diablo con Microsoft!

He dicho no sé cuántas veces que probaré el Linux, pero no tengo tiempo para instalarlo. No es simple, pero Roberto, que entiende de informática, me ha dicho que luego funciona de maravilla. Que no se bloquea nunca, que es mucho más fiable.

Debe serlo. Tanta gente ha modificado su sistema operativo, lo han revisado una y otra vez. De esta forma se descubren antes los errores y los gusanos.

Linux es un sistema operativo gratuito, inventado por el finlandés Linus Torvalds, cuando aún era estudiante hace diez o doce anos. Él no ocultó el código del programa, como sucede con los software comerciales: sino que lo publicó en Internet, lo cual se llama open source: de esta manera el programa podía ser modificado por quienes lo deseaban, cientos, miles de programadores.
Eliminaron los errores, mejoraron el funcionamiento, anadieron aplicaciones.

Ahora hay una guerra entre Linux y otros sistemas operativos comerciales, como Windows, a ver cuál predomina.
En el campo del software de red, para servidores, está ganando Linux. En otros campos, el resultado está por verse. Es cierto que Linux va detrás, pero disminuye el atraso.

Bueno, este sistema es una alternativa al copyright, por eso lo llaman copyleft. Es una licencia particular, inventada por el que ha creado la Free Software Foundation, Richard Stallman, varios anos antes de que Torvalds idease Linux. Se llama General Public License, GPL, y dice que cada uno puede copiar, modificar y difundir el software que encuentra con esta licencia, bajo la condición de dejarlo tal cual, es decir permitir que otros hagan lo que él ha hecho.

Lo he leído en el libro, The Cathedral and the Bazaar de Eric Raymond. Lo he bajado de Internet y lo he imprimido.

Tal vez el asunto del software sea un poco diferente. Al menos en este caso, me parece que el copyleft puede funcionar mejor que el copyright. Copyleft favorece la circulación de las ideas y estimula la cooperación, mientras que el copyright la dificulta o mejor dicho, subordina la cooperación a una lógica de beneficio.

Por ejemplo, en EEUU y en varios países acaban de alargar la duración del copyright de 50 a 70 anos después de la muerte del autor. Pero la verdad es que también en este caso haría falta resolver el problema de cómo remunerar al autor.
Bueno, nada de propiedad intelectual, las ideas pertenecen a todos, y el conocimiento crece sólo cuando circula libremente.

?Pero de que vivirían los autores?

En el fondo también Torvalds y Stallman empezaron a trabajar en las empresas como empleados o consejeros. Y como para instalar la versión gratuita de Linux hay que tener el conocimiento que no todos tienen, empezaron a circular versiones simplificadas que son pagables.

Vale, cuesta muchísimo menos que Windows o el sistema operativo de Macintosh, pero no son gratuitas, aunque las cubra la licencia del GPL. Así que una pequena parte del copyright está aquí.

Antes no existían estos problemas porque no había una tecnología de tratamiento y difusión de datos tan potente como el ordenador. La legislación del copyright empezó cuando la prensa comenzó la distribución masiva. Quizás ya sea tiempo de cambiar esas leyes.

?Pero hacia qué dirección? ?Hacia una mayor protección de la propiedad intelectual o de la cooperación? ?Hacia los derechos de autor o la difusión de ideas?

En fin: ?copyright o copyleft?


Antonio Caronia.
DemoKino – Ágora virtual de biopolítica - Copyleft.

 
 
DemoKino - Bills >>>_
  <back | aksioma